fbpx

Aprender inglés desde la infancia

Inglés desde la infancia

Aprender inglés desde la infancia tiene muchas ventajas no solamente por los beneficios de crecer con un idioma que aporte un plus al desarrollo intelectual de la persona y mejor comprensión e integración con el entorno social y cultural, también porque aprender inglés desde la infancia reduce los tiempos de asimilación de un nuevo idioma, lo hace más fácil y rápido de asimilar.

Ciertamente es importante conocer las dinámicas de aprendizaje de los niños y niñas para lograr incorporar el inglés en su educación sin que sea concebido como una obligación, que lo incorpore y asimile como algo natural y con gusto para sí.

Para que el aprendizaje de la segunda lengua sea efectivo, deben darse determinadas condiciones, a las que en nuestro centro damos la mayor importancia tanto en las clases presenciales o a distancia.

Beneficios de aprender inglés desde la infancia

Más fácil de aprender

Ya habrás escuchado decir que el cerebro de nuestros peques es como una esponja, pues si, desde nuestra infancia estamos absorbiendo información y en edades tempranas una mayor cantidad de información que, con la mente despejada de problemas cotidianos, podemos ser capaces de procesar de manera que el aprendizaje resulte natural, y asimilar conocimientos más rápida y eficazmente si disponemos de las condiciones y guía adecuadas para ello.

Mejor pronunciación

Los niños carecen de inhibiciones que tenemos los adultos y bien aprovechada esta condición podemos lograr que practiquen mejor la pronunciación y mejor desenvolvimiento a la hora de hablar en otro idioma sin miedos de ser corregidos o de malas opiniones.

Con menos posibilidades para sentir vergüenza seguirán desarrollándose con seguridad y mayor confianza en sí mismos para pronunciar el idioma que están aprendiendo.

Intelectualmente superior

Los padres sabemos la importancia de conocer al menos un idioma más para acceder a mejores ofertas laborales, más aún si uno de los idiomas que manejamos es el inglés.

Es incuestionable que aprender inglés te hace avanzar intelectualmente, te implica en el conocimiento de otras culturas, te crea una mente más abierta, y la capacidad de tener nuevas y hasta mejores relaciones.

Por ello aprender inglés desde la infancia hace que nuestra niña o niño crezca creándose esas condiciones en su vida, mejorando su autoestima y adiestrando su cerebro para aprender no solamente un tercer idioma, también para cualquier otra materia ya que aumenta su agilidad mental, su capacidad de relacionar conceptos y de mantener la atención.

Mejor preparación y más posibilidades

Saber inglés es indudablemente tener mejores oportunidades en el futuro, laborales y también de integración social.

Además, el conocimiento de un idioma adicional desde la infancia hará que sus estudios profesionales sean más fáciles de asumir no solamente por la capacidad desarrollada para asimilar y relacionar conceptos, también porque tendrá a su disposición mejor literatura científica, cultural y de cualquier ámbito profesional. Y así mismo podrá interactuar con profesionales de otros países, compartir información y dar a conocer sus conocimientos.

La formación en inglés desde la niñez, sin dudas, es una herramienta de valor incalculable en el futuro de tus hijos y no debemos dejar que se les pase esta oportunidad, porque mientras más grande sea quien está aprendiendo, más lentamente se producirá su aprendizaje.

Infórmate gratis y sin compromiso